miércoles, 21 de abril de 2010

MI QUERIDA MANDUCA

Sin duda ha sido el objeto mas amortizado desde que Noa nacio.
Durante los nueves meses de embarazo, buscamos todo tipo de artilugios, carricoche, maxi-cosi, silleta, cuna-parque, trona....... y realmente se nos olvido o no quisimos ver que lo que realmente necesitaba ella, y necesitan todos los bebes y niños del mundo, es lo mismo que los adultos, el contacto fisico, el calor, el cariño..... y eso queramos reconocerlo o no, no te lo da nada que te mantenga alejada de tu bebe.
Tras pasar nueve meses centro de ti, en un medio agradable, flotando, calentita, comiendo a demanda, oyendo el latido del corazon de mama, lo menos que podemos hacer por ellos es proporcionales un entorno lo mas parecido a este. Porque los queremos y respetamos que necesitan ir adaptandose al mundo al que han llegado progresivamente, y dejarlos en un carricoche, no es el mejor medio. No le hagas a tu hijo lo que no te gustaria que te hicieran a ti.

Por eso a los casi cuatro meses de haber nacido mi hija,( ojala y la hubiera comprado antes) descubri que habia una mochila facil de usar y con un amplio uso de 3 a 23 kg.Nos gusta a las dos, a ella, porque entre otras mil cosas le encanta sentirse cerca mi, y a mi por la misma razon. Ella se siente tranquila relajada, bien pegadita, o yo me siento feliz porque sin duda ella lo esta.


Hay muchos tipos de mochilas, pero me decidi por esta tras verla en varias amigas, que paseaban tranquilas con sus bebes, mientras que yo montaba y desmontaba el carricoche, e intentaba que Noa se quedara en el, todo contra natura y con un tremendo esfuerzo que no nos benficiaba a ninguna de las dos. Pensando solo en que era lo que hacia todo el mundo, pero no lo que mi hija necesitaba. No porque todo el mundo haga lo mismo tiene porque estar bien.


La Mochila Manduca, lleva un refuerzo lumbar y tirantes acolchados que hace que el peso del bebe quede totalmente repartido, por lo que pese lo que pese ,la sensacion es de ligereza. Lo mejor de todo es que la posicion del bebe, como una ranita, hace que su peso no recaiga sobre los genitales,ni las caderas, siendo recomendada para prevenir y curar la displasia de cadera ( cadera fuera de su sitio). Puedes ponerla de frente, a la cadera y a la espalda. Esta ultima posicion es muy comoda para hacer las tareas, y por lo menos para Noa tiene un efecto sedante, se queda dormida con !una cara de felicidad!. El resto de mochilas hacen que el peso de bebe caiga sobre sus genitales, por no hablar de que van mirando al exterior, sin tener el contacto visual con la persona que lo lleva, sintiendose mas desprotegidos e incomodos.

En resumen se la recomiendo a todos los padres que quieren llegar mas lejos y mas felices, bien pegaditos a sus hijos.

Aqui os pongo un link con mas info sobre mi querida Manduca.

http://www.crianzanatural.com/folletos/FolletoManduca.pdf

3 comentarios:

Mónica dijo...

Yo la maduca la tengo desde que nació Aarón y la uso mas que cuanlquier otra cosa (silleta, maquita, trona...)A mi me hace gracia la gente que nos critica por llevar a los niños a cuestas y luego ellos con sus hijos hacen lo mismo pero sin mochila. Si al final lo que ellos necesitan es eso, el contacto, lo que necesitamos los adultos es la manduca para ir mas cómodos. Yo he probado co fulares con anillas, sin anillas y otras mochilas, pero al final la mas facil y cómoda es la manduca.

ISABEL dijo...

Hola, yo con mi primer hijo me compré una mochila que me servía hasta los 9 kilos, apenas la usé, con el segundo me compré un foulard,que no está mal pero como mi hijo pesaba (y pesa) tanto, me tiraba mucho del cuello, y ahora con el tercero me compraré la Manduca.
Un saludo a todas.

J.A. dijo...

Gracias Chicas, por vuestros comentarios, y a seguir disfrutando de nuestros bebes!