domingo, 28 de febrero de 2010

Saber escuchar

Muchas veces los bebes lloran y no sabemos porque. En esos momentos lo que vemos en la televisión, en peliculas o en cualquier parque es como rapidamente se les coloca la chupeta y todo arreglado. Es en esos momentos cuando me pregunto porque no tratamos de saber que es lo que les pasa......... Cuando un adulto llora o habla a él si se le escucha, se le da un abrazo, unas palabra de consuelo.......es un adulto claro y tiene derechos y entonces ¿porqué no a un bebe?. La reacción es primero mandar callar chistando, lo segundo ponerle la chupeta y lo tercero dejarlo en el carricoche por si se acostumbra, que demasiado afecto puede ser malo....... Dime si harías lo mismo con un adulto........ le dirias a tu marido cuando está llorando que se callase, le taparias la boca con un trozo de plastico ( la chupeta es eso, aunque nos cueste admitirlo)y le negarías el contacto físico. Seguramente no.

Quizas es una visión que nunca te has planteado, porque todo el mundo lo hace, o porque en tal libro te dice que debes hacerlo. Yo solamente puedo decirte que escuches tu instinto de madre o padre. Si tu bebe llora, probablemente sea porque necesite que estes con él, o por cualquier otra cosa. Por poner un ejemplo ni los bebes ni los niños, tienen la capacidad de calcular el tiempo, por lo que pueden llorar desesperadamente cuando sales de una habitación y no te ven. No es porque sean unos histericos miedosos, ni ninguna lindeza que se atrevan a decir.
Cuando veo en los medios como se tacha a las nuevas generaciones de no tener empatía, de ser insensibles... entre otros cosas, solo puedo ver como el haber hecho caso a tantas reglas estúpidas de como hay que criar a los niños nos ha llevado al presente.
El resumen de toda esta reflexión es simple, tratemos a los niños como personitas que son, con cariño, paciencia y sobre todo mucha empatía, no porque lo diga yo, ni ningún otro simplemente porque les quieres.


Algunos padres aún creen que los bebés nacen sin instrucciones. ¡Mentira!. ¡Ellos son las instrucciones! Sígalas al pie de la letra.
(Jotarp)

3 comentarios:

ISABEL dijo...

Cuando yo era bebé, mi madre tenía un negocio debajo de casa, nosotros viviamos en un 1º, y ella me dejaba en casa y se iba a trabajar, "subía cuando podía" según ella alguna vez me ha dicho cuando yo pocas veces me he atrevido a decirle que eso era un disparate. Una de esas veces que subía, yo había metido la cabeza por entre los barrotes de la cuna, y ella se asustó mucho porque le costó sacarme la cabeza de allí. Y ahora que soy madre pienso cuanto lloraría......, como nadie me oía.

Marian dijo...

Precisamente este fin de semana discutíamos mi marido y yo con unas personas de nuestro entorno más cercano acerca de eso tras escuchar esta frase "si lloran no pasa nada, si tú compruebas que están bien". Mi marido les decía "tú sabes que están bien pero ellos no" Yo les decía que puede que no tengan ninguna necesidad material sino emocional, de calor, afecto y protección. Una de estas personas es empleada de guardería y hablaba maravillas del uso del método Estivill por parte de una de las madres y lo manipulador que era el niño hasta que empezó a usarlo y funcionó. Sinceramente me da pánico cuando no tenga más remedio que dejar a mi niño en la guardería y las educadoras sean también víctimas del "conductismo fashion" como lo nombra Rosa Jové, sin mala intención pero con muy poca información. Además creen que los niños que no van a la guardería o van tarde o sus madres "les dan todo" (yo me pregunto que es ese "todo") "se nota". Mi niño llora, pero lo mínimo imprescindible, el mínimo tiempo posible y sólo por absoluta necesidad por mi parte (por ejemplo, ir al baño, y muchas veces también lo traigo a él...)

J.A. dijo...

Gracias chicas por vuestros comentarios. Esta misma tarde he leido un artículo que relaciona el potencial riesgo de padecer cancer en edades adultas, de aquellos niños cuyos niveles de cortisol subieron a grandes niveles. Esto ocurre cuando lloran desesperadamente. Con esto tenemos un peuqeño ejemplo de lo nefasto que es dejar a los niños llora. Sinceramente mi instinto de madre me dice que cuando Noa llora, tengo que acudir, porque ella tiene que saber que su madre estará siempre que la necesite. Para mi malcriar es no atender a los hijos, es no abrazarlos cuando te piden, consolarlos cuando lloran.... eso es la mala costumbre admitida por la sociedad...no la cojas que tiene que acostumbrarse al carricoche, prefiero acostumbrarla no vaya a ser que se acostumbre y no quiera bajarse con 15 años........ ja ja ja!!!